domingo, 6 de agosto de 2017

MARIA DE LA HOZ. MEMORIA HISTÓRICA

Pogan Vds la musiquilla y canten conmigo

Para tus manos, dos bombas;
"pa" tu capricho, un incendio
y "pa" lucirlo tu cuerpo
un mono encarnado
con un bulto en medio...

 ¡Un queso que yo pida,
un queso que me dan!
Que "pa" eso mi novio
es un podemita
 y puede robar...

 -Envidio tu suerte,
 me dicen algunas de la C.N.T,
y no saben ellas
que muy pronto Franco
nos va a dar el té.

 María de la Hoz,
ya estás hecha polvo
de tanto ir a colas
de nueces y arroz.

Te crees de Moscú
 porque en las visitas
levantas el puño
y dices "salú".

 Maldito Lenín 
que por su culpita 
dejaste una casa 
donde ir a servir. 
Castigo de Dios, 
castigo de Dios, 
es esa herramienta 
que llevas a cuesta 
María de la Hoz 
                                                                                                       
                                                                                                                 14 de septiembre de 1937.

domingo, 19 de febrero de 2017

LOS TIEMPOS CAMBIAN QUE ES UNA BARBARIDAD

Limpiando mi biblioteca, he encontrado un librito del año 1969 sobre lengua y literatura española. Repasándolo, en la sección del indicativo, pone el siguiente ejemplo para diferenciar el indefinido del pretérito perfecto:
Mi amigo aprobó el bachillerato en junio; mi hermano ha aprobado el bachillerato en junio.
En los dos casos el tiempo en que ha ocurrido la acción es el mismo: junio, la unidad de tiempo terminada en relación con el momento que hablamos. ¿Porqué, en un caso, decimos aprobó, y en otro, ha aprobado? El aprobado de mi amigo no influye en la vida de mi familia, en mi propia vida; el aprobado de mi hermano, sí; ha mejorado nuestra situación económica, mi padre dejará de trabajar.....
Pasados cerca de 50 años, la diferencia es abismal, puedo afirmar que, aunque mi hermano ha aprobado el bachillerato, mi padre nunca dejará de trabajar y la situación de mi familia no mejorará económicamente. Muchas gracias Sres políticos.
La siguiente imagen es para desalentar a los mahometanos, no me lean ni comenten y, como dice su único librillo, que miren pa.....
Os dejo con unas mineras


sábado, 26 de noviembre de 2016

Estructura atómica. Radiactividad natural

El desarrollo del estudio de la complejidad del átomo tuvo un desarrollo paralelo con los fenómenos de radiactividad descubiertos por BECQUEREL (1852-1908), notable físico e ingeniero de Camino francés que recibió el Premio Nobel de Física en 1903 junto con los esposos Curie.
Becquerel, interesado por su padre en los fenómenos de fluorescencia (entonces llamada fosforescencia) había preparado ya en 1880 el sulfato de doble uranilo y potasio (SO4)2UO2 . 2H2O y observado la elevada fluorescencia de la sal al ser excitada por los rayos ultravioletas.
El descubrimiento en 1895 de los rayos X y la observación de la fluorescencia que provocaban en las paredes de los tubos de vacío en que se producían, llevó a BECQUEREL a investigar en los cristales de sulfato de uranilo y potasio la relación entre su fluorescencia y la esperada emisión de radiación, apareciendo sus primeros resultados el 24 de febrero de 1896. Los cristales expuestos a la luz solar emitían una radiación que ennegrecía una placa fotográfica envuelta en papel negro mostrando imágenes de los cristales. Si se interponía un objeto metálico, tal como una moneda, entre la placa y los cristales, su imagen quedaba claramente perfilada al revelar la placa. El efecto resultó ser, sorprendentemente, igualmente intenso con luz débil que con luz intensa así como en completa oscuridad e incluso con cristales preparados y mantenidos siempre fuera de la luz. Es conocido el hecho de que en el curso de sus experimentos, en unos días nublados, dejó en su cajón varias placas preparados para los ensayos, placas envueltas en papel negro y sujetos a ellas, exteriormente, unos cristales de sal de uranio. Al revelarlas después de someterlas a la acción de la luz solar, BECQUEREL encontró con sorpresa que el efecto no sólo no era débil como esperaba, sino mucho más intenso que en los experimentos anteriores en que las placas preparadas se sometían a la luz solar.
La emisión de radiaciones análogas a los rayos X, pues como éstos descargaban un electroscopio al hacer el aire conductor (por ionización), no dependía de la exposición a la sal fluorescente a la luz, era también producida por otros compuestos de uranio (uranosos y uranilos) tanto en estado sólido como en solución, mientras que muchas otras sustancias fluorescentes que no contenían uranio no producía este efecto.
Los rayos emitidos por los compuestos de uranio se conocieron como rayos Becquerel.

domingo, 23 de octubre de 2016

LAS IZQUIERDAS (SOCIALISMO Y PABLO IGLESIAS) Y LAS PENSIONES PÚBLICAS (I)

De todos es conocido la animadversión de los podemitas, con su líder Pablo Iglesias a la cabeza, por la edad y, por extensión, hacia las pensiones públicas y privadas ya que desean robarlo todo para sí mismos y sus sucesores.

También es conocido su apoyo a las ideas maltusianas (mal llamadas) con la finalidad anterior, la de gozar del trabajo de los demás. Pero, como siempre y a pesar de ser profesor universitario, no tienen idea de lo que hablan, dándoles la razón a los que dicen que nuestra Universidad se encuentra entre las peores del mundo.
Malthus, en una obra que publicó en 1798 y que tituló "Ensayos sobre el principio de población", vulgarizó por toda Europa un conjunto de ideas encaminadas a disminuir la población y así aumentar el valor del trabajo por la disminución del número de trabajadores, queriendo proporcionar de este modo un mejoramiento económico a la sociedad. A este fin, dió una serie de consejos sobre la limitación de los hijos en el matrimonio, considerando pernicioso para la sociedad el que un matrimonio, que puede vivir y atender cómodamente a sus necesidades con uno o dos hijos, lleve su descendencia más allá de lo que le permiten sus recursos, limitando así, a voluntad, el número de hijos en cada matrimonio, recurriendo para ello a procedimientos anti concepción, que serían considerados legales y cuya moralidad se esforzó en demostrar. Subrayemos que no existían los sistemas de pensión.
Si bien no fueron aceptadas (oficialmente, por decirlo así) las teorías de Malthus, lo fueron en privado, y no se perdieron sus consejos sobre la limitación de los hijos. Los progresos que la civilización en nuestros días llevan en pos de sí, los cambios radicales en la manera de vivir los hombres y principalmente en la parte económica, han creado un egoísmo social. La mala retribución del trabajo intelectual y manual, sueldos bajos, mucha carestía y, por tanto, encarecimiento de comestibles, una vida de apariencia y desasosiego, puede crear con este estado social gran miseria sobre los nuevos nasciturus. Estos hechos inducen fatalmente a que el hombre, buscando la satisfacción de sus necesidades sexuales, busque o recurra también a procedimientos que le ofrezcan garantía de no tener o de limitar su descendencia pero también limitando los recursos de su vejez, cuya solución lógica es la eutanasia propuesta por el socialismo y comunismo a nivel mundial.
De esta manera entró en el gran público vocablos con una etiqueta de modernidad tales como: malthusianismo, selección eugenésica, control de natalidad, esterilización, píldora abortiva, etc. Pero no todos tienen una idea exacta de los conceptos que corresponden a estos términos, especialmente los profesores de la Complutense, y los equivocan (lo políticamente correcto sería decir, torticeramente, pero lo cierto es que lo desconocen).
Así es como han tergiversado la idea de Malthus, al cual, ciertamente, le alcanza no poca responsabilidad. Por ello, no es menos cierto que sus orientaciones eran bien diferentes de las soluciones que se dan en los "modernos" estados ante el "problema de la población".
Tomás Roberto Malthus (1766-1824), economista inglés, pastor anglicano y profesor de la Universidad de Cambridge, publicó en 1798, una obra, como he dicho, destinada a tener la mayor resonancia, An Essay on the principle of population.
Preocupado por las gravísimas condiciones sociales y económicas que atravesaba la población, no sólo inglesa, sino de muchos estados de la Europa de aquella agitada época del siglo XVIII. Malthus creyó haber encontrado la razón del malestar general. Lo atribuyó a la insuficiencia absoluta de los medios de subsistencia del género humano, diciendo que la población tendía a crecer en proporción mucho mayor de lo que aumentaban los medios para mantenerla, pues mientras la una lo hacía en proporción geométrica, los otros seguían el aumento con el ritmo de una proporción aritmética.
Dadas tales premisas, según Malthus, el malestar económico se hubiera ido agravando fatalmente de modo progresivo si no intervenían los factores limitadores del aumento de población.
Estos efectos limitadores son de dos especies: una primera, representada por los medios represivos, que disminuye el número de los seres ya nacidos, provocando su muerte prematura (epidemias, guerras, carestía, eutanasia obligatoria,...). La segunda especie estaría representada por los factores preventivos, los cuales tenderían a reducir el número de nacimientos.
Esta reducción en el número de nacimientos puede ser involuntaria (esterilidad, enfermedades, etc) o voluntaria; a esta última es a la que apelaba Malthus en aquel momento económico, a fin de que el número de nacimientos pudiera adaptarse a la marcha a que, en su opinión, progresaban los medios de subsistencia de que disponía el pueblo.
Pero la detención en el ritmo de nacimientos (según Malthus) se debe conseguir con restricciones de orden moral y precisamente con la supresión de las relaciones sexuales antes del matrimonio, aconsejando la abstención al matrimonio de aquellos individuos incapaces de procrear hijos sanos o de criarlos en forma sana y útil y, por otro lado, retardando la edad del matrimonio. El dio ejemplo casándose a los 38 años.
Por lo tanto, Malthus se situaba en el terreno de la pura continencia sexual, lo que puede ser moralmente recomendable y que no tiene nada peligroso biológicamente hablando
Muchos médicos antiguos, como Haller, Ramazzini, Barbolino, etc; hacían entrar la continencia en las enfermedades más dispares: epilepsia, clorosis, histerismo, manías, tumores de los órganos genitales, etc. Pero otros hablaron de lo higiénico de la continencia, entre ellos Fournier, Flesner, Wegenwer, Marañón, Carrel, y muchos otros.
Continuará.......
Virgen de los Humeros, Sevilla.

jueves, 15 de septiembre de 2016

Bandidos célebres sevillanos: DIEGO CORRIENTES (I)

Aunque Vds no lo crean Sevilla ha dado varios bandidos célebres, y no me refiero a los sres Chaves y Grinán que próximamente quedarán exonerados de todas las "calumnias y difamaciones" de las que han sido objeto.
El primero de ellos fue Diego Corrientes de quien se decía que era un vivo. De incansable robustez, poseedor de gran valor, temerario y rodeado de una leyenda de extraordinaria generosidad.
Murió con 24 años y los últimos los vivió como cuatrero y salteador de caminos sin llegar nunca al crimen. Puso a contribución haciendas y cortijos, además de tener la osadía de mantener una lucha a muerte con don Francisco de Bruna y Ahumada, Regente en comisión y Oidor decano de la Real Audiencia de Sevilla, caballero de la orden de Calatrava, del consejo de su Majestad, Alcaide de los Reales Alcázares y del Patrimonio de la Corona y protector de la Escuela de Bella Artes, pero a pesar de todos estos títulos pasó a la posteridad por su lucha a muerte con Diego Corrientes.
No se sabe la causa de esta rivalidad aunque no sería extraño la existencia de faldas de por medio aunque otros lo justifiquen en el excesivo rigor del Regente.
El famoso novelista don Manuel Fernández y González es de la primera opinión; en su obra "Diego Corrientes" nos cuenta la siguiente leyenda sobre su origen. Reinando Felipe V se instaló en Sevilla una bellísima dama, llamada marquesa de Becerril, de quien las malas lenguas decían que era hija espúrea del propio monarca. Lejos de los placeres de la corte se aburre, y cae en las redes de un bandido a quien llaman Joseíto "el lencero" que la hace madre antes de pagar sus delitos en la horca. El niño es Diego Corrientes.......
   

viernes, 1 de julio de 2016

Cristina Honorato, digna sucesora del Lolo

Aquí la tenéis: la concejala estrella de PODEMOS en Sevilla. Cristina Honorato que sustituye en mis preferencias al Lolo.
Me he enterado que es licenciada en Geografía e Historia y que es cuarentona. 
Lo primero me gusta, licenciada en Geografía e Historia, lo que significa que hace acabó de estudiar (No, no es guasa. A lo mejor sigue repasando cosillas) antes de la aparición de los Grados. Ya me enteraré que Universidad la tituló.
Además dice su curriculum que es o era profesora de instituto, lo que es concordante con que nuestros hijos sean los últimos en el informe PISA.
Ahora, lo mejor de todo, es que como "el mundo es injusto" no dimito, aunque ya tiene antecedentes penales y policiales. 
Dí que sí Cristi, ¿volver al insti? ni de coña. Además hay que bregar con los de la ESO. Niña, sigue en el presupuesto y cuenta con mi apoyo y cariño.
Por cierto, ¿Te gusta el marisco?
Te dejo con Dª Concha

domingo, 29 de mayo de 2016

Fernando III el Santo, olvidado por la intelectualidad sevilla

Los intelectuales sevillanos representados por nuestros concejales Susana Serrano Gómez-Landero, Julián Moreno Vera, Cristina Honorato Chulián, Eva María Oliva Ruíz y Daniel González Rojas. Presididos todos por el "arcarde" Espada. Tienen una especial aniversación por San Fernando, llegando a cambiar su efeméride por un día más de asueto en la Feria (Todos sabemos que los borrachos son los más intelectuales de todos y que es bueno que el sevillano siga drogándose, sobre todo para que no piense.)
Por eso mismo es el momento de recordarlo con este vídeo. Por otro lado los aplausos al ejército espero que les empeoren la úlcera.
Por cierto, enhorabuena a Teresita, otra peazo de intelectualidad con sus 100 metros cuadrado de agua que, como muy bien dijo en el parlamento, son 100 litros de agua.
Quién me iba a decir que iba a echar de menos al Lolo.