domingo, 19 de julio de 2009

Personajes pintorescos de Sevilla. Sr Sánchez Gordillo


En Sevilla siempre nos hemos cruzado con una serie de personajes simpáticos y muy populares.
Me cuentan de Pepe "el escocés" que siempre volvía por primavera y se le podía ver paseando vestido con el típico traje de su tierra; posterior o coetaneo a Pepe era Antoñito "procesiones" porque según parece no se perdía ninguna; de este personaje me han comentado que llegó a crear "su cofradía" y que incluso pasaba al cobro unas papeletas de sitio que lógicamente se quedaba.
Más recientes son Vicente "el del canasto", ya fallecido, que vendía camarones o Martín, este último hace años que no lo veo y estoy seguro que muchos de ustedes lo recordarán por la "mala lengua" que tenía, especialmente con las mujeres. Dice la leyenda urbana que se volvió loco por culpa de una mujer que lo rechazó.
Actualmente la cosa ha decaído notablemente ahora sólo tenemos al eterno alcalde de Marinaleda, el Exmo Sr don Sánchez Gordillo, sí así con todos sus títulos que de vez en cuando se presenta por Sevilla para una de sus ¿charlotadas?. Le propongo al Sr Torrijo que guarde un par de vacunas contra la gripe para este alcalde que lleva medio siglo recordandonos lo que es IU, no vaya a ser que se nos muera.
En la foto lo saco bien porque está tomada de una web de izquierda donde no aparecen derechos de autor si lo tiene pido disculpas y me lo decís pa quitarla; lo saco maqueao con su banderita tricolor y la bufanda palestina pa matar judíos y fachas.

Os dejo con un ejemplo de su pensamiento ideológico

2 comentarios:

  1. Hola elcriticón, entrañables personajes que nos traes a la memoria.

    El Exmo. Sr. Alcalde de Marinaleda seguro que tiene su dosis guardada, faltaría más, "está al servicio del contribuyente y para eso trabaja".

    Este personaje será todo lo que sea, pero no es tonto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario Pasión.
    Como otras veces tenemos ligeras diferencias. Como Torrijos, no es que sea tonto es que es un sinvergúenza, muy democrático, pero es un sinvergonzón, vamos un tio picaruelo (no vaya a ser que se enfade Griñán y me aplique la Ley Antilibelos).

    ResponderEliminar