domingo, 22 de enero de 2012

La pintura romántica de Ravier y sus problemas visuales

Francois Auguste Ravier fue un pintor poco reconocido en su tiempo debido a que se le consideró como un artista "de provincias" a pesar de vivir en Lyon (Francia) y estar al corriente de las tendencias capitalinas. Fue amigo de artistas importantes, entre ellos Corot que pintó su retrato. Sus problemas visuales condicionó su trabajo. Perdió un ojo por un glaucoma neovascular que obligó al oftalmólogo francés Henri Dor a su extirpación. En el otro padeció de cataratas que fue disminuyendo su visión hasta obligarle a abandonar la pintura, y se puede seguir los efectos de este problema de manera cronológica al examinar sus pinturas. Su último trabajo, con una disminución de los detalles y un aumento de los colores amarillo-marrones, nos apunta a la existencia de una opacidad avanzada del cristalino.
Ravier nación en Lyon en 1814, un año antes de la debacle de Napoleón en Waterloo. A los 18 años se desplazó a París para estudiar Derecho siguiendo la tradicción familiar, pero abandonó sus estudios por la Pintura. Le interesaba el paisaje aunque no realizó estudios en escuelas oficiales. A los 25 años conoció a Jean Baptiste Camille Corot (1796-1875), el miembro más importante del grupo de Barbizon, que se convirtió en su mentor. Corot le enseñó el estudio de los efectos de la luz y le animó a visitar Italia para perfeccionar sus habilidades artísticas. Realizó varios viajes de larga duración donde pintó y dibujó los paisajes de los alrededores de Roma. Regresó a Francia afincándose en la campiña de Lyon. Disfrutaba explorando los efectos de la luz y dibujaba al amanecer y al atardecer. La mayoría de su obra se encuentra en formatos pequeños, entre 28 y 50 cms. 
Utilizaba materiales poco usuales. Para dibujar del natural prefería utilizar óleos sobre papel o lienzo como trabajo preparatorio para otro más detallado en su estudio a la acuarela, que realizaba por las tardes. Una técnica opuesta a la habitual. Ravier también fue uno de los primeros fotógrafos comenzando a utilizarla una década después de su invento en 1839.
Sus pinturas representan estanques, campos, árboles y ciudades cercanas a su casa. Son visiones personales, bien ambientadas y nostálgicas. Los colores son intensos, más de lo esperado del natural. Su obra muestra afinidades con los paisajistas de Barbizon y con los impresionistas. Como los del grupo de Barbizon, Ravier pintó el paisaje rural francés; con los impresionistas comparte pinceladas rotas, un espacio aplanado y el modelado de las formas. Como Monet, estuvo interesado en la captura de los diversos efectos de la luz solar. En realidad fue un pintor que no se alineó con ningún grupo en particular. Fue un romántico rural frente a los cosmopolitas impresionistas. El uso expresivo e inesperado de los colores y la manera suelta de su pintura lo convierte en un precursor del grupo fauvista que incluyó a Matisse.

Martinete de Montoya

domingo, 1 de enero de 2012

DEFECTOS DE LA TABLA PERIÓDICA

A pesar de que la clasificación periódica de los elementos de Mendelejew constituyó una de las aportaciones teóricas más importantes a la Química, contiene un cierto número de irregularidades que disminuyen su validez general.
1º.- No sitúa el hidrógeno en un lugar adecuado de la Tabla. La posición del hidrógeno varía en las distintas formas de Tablas, pues si bien en una, por sus propiedades físicas, le incluyen entre los no metales, con los Halógenos, otras Tablas le hacen figurar en el grupo I con los metales alcalinos debido a su propiedad química de ser reemplazado en los ácidos por los metales.
2º.- La distribución de los elementos no está siempre en orden creciente de pesos atómicos. Para poder agrupar los elementos atendiendo a sus propiedades ha sido necesario en ciertos casos alterar el orden de pares de elementos colocando delante el de mayor peso atómico. Así el argon (39,944) antecede al potasio (39,100), el cobalto (58,94) al níquel (58,71), el telurio (127,61) al iodo (126,91) y el torio (232,05) al protactinio (231).
3º.- La continuidad en la ordenación de los elementos queda rota. La ordenación se rompe en el 6º periodo, ya que después del lantano (138,92) que pertenece al Grupo III hay que colocar indiscutiblemenete al hafnio (178,50) que forma parte del Grupo IV.
4º.- Da excesiva importancia a una de las valencias de los elementos. Muchos elementos presentan diversas valencias y una sóla de ellas, en general, no la más importante, queda destacada al situar el elemento en la Tabla. Los elementos cobre, plata y oro caen en el Grupo IB al lado de los metales alcalinos que forman el Grupo IA a pesar de que difieren ampliamente de éstos.
5º.- No hay separación clara entre metales y no metales. Esta separación no queda de manifiesto en la Tabla pues en los mismos Grupos se sitúan metales y no metales como por ejemplo el cloro y el manganeso en el Grupo VII.
6º.- No se establecen relaciones cuantitativas. 
Todas estas imperfecciones y anomalías muestran que la ley periódica de Mendelejew es una buena aproximación a la realidad natural de los elementos pero no expresión exacta de la misma. La realidad hay que buscarla en el átomo.