viernes, 17 de febrero de 2012

Ravier II. Glaucoma hemorrágico

Ravier gozó de buena salud hasta los 65 años, pero una tarde mientras pintaba, perdió la conciencia y cayó golpeandose la cabeza. (Octubre de 1879). A raíz de este episodio comenzó a sufrir de vértigos pero no describió el padecer de dolores de cabeza y su pulso permaneció estable. Su médico le diagnosticó de un derrame cerebral y le dijo que sufriría de una sobre-excitación cerebral. Le recomendó, entre otras cosas, ser "prudente" en sus actividades y evitar las temperaturas extremas por lo que redujo sus horas preferidas para la pintura (el amanecer y el atardecer).

En 1884, con 69 años tuvo un ataque doloroso con pérdida de visión en su ojo izquierdo. En una carta escrita 3 semanas más tarde lo describe como una oftalmía y, a pesar de ello, conservó el sentido del humor: "Desde principio de mes tengo una oftalmía que me obliga a interrumpir todo el trabajo y me hace llevar la vida de una rana en el fondo de un pozo...En este momento me encuentro mejor pero todavía me duele. No sé que va a pasar". Dos meses más tarde escribió "Desde que nos vimos, he tenido una grave desgracia. Debido a la falta de cudados que he tenido con mis ojos, sufrí de un glaucoma hemorrágico (que es como lo llaman los oftalmólogos) el pasado 6 de Enero que me hizo perder un ojo que los médicos me aconsejan eliminar con el fin de prevenir la infección en el otro". El 24 de Abril de 1884, el doctor Dor realizó la operación con éxito.
Su mujer la describió en otra carta: "No te inquietes. La operación ha terminado y se llevó a cabo rápidamente y sin dolor. Después de terminar Dor le dijo a mi marido "esto es todo".......el médico esta satisfecho y me dijo que tenía una catarata temprana". No sabemos que anestesia recibió aunque se comportó con tranquilidad. La cirugía se realizó unos meses antes de que Carl Koller de Viena notificara el papel anestésico tópico ocular de la cocaína y posiblemente se utilizara algo de cloroformo.
Henri Dor (1835-1912) fue uno de los oftalmólogos más importantes de la segunda mitad del XIX. Estudió con las mayores eminencias de su época: Jaeger en Viena, von Graefe en Berlín, Sichel y Desmarres en París, Bowman y Critchett en Londres, MacKenzie en Edimburgo y Donders en Utrech. Además era un gran filólogo, dominaba 9 idiomas y 5 lenguas muertas. Junto con Edouard Meyer fundó, en 1882, una excelente revista Revue Generale d´Ophtalmologie.
A las pocas semanas después de la operación, Ravier continuó con su pintura.

Os dejo con unos fandangos valientes

No hay comentarios:

Publicar un comentario