jueves, 5 de abril de 2012

Al modo de Antoñito Procesiones

Gran personaje sevillano, le gustaba una cofradía más que a un tonto un lápiz. No se perdía ni una, claro que en su tiempo no había tantas. A Antoñito le gustaba sobre todo las bandas, lo mismo que a mí. Y estas son algunas de las que han procesionado este año. 
Debo advertir que las de las fotos, al ser de apertura, no pasan por la carrera oficial (donde hay que apoquinar), además son de chavales.

 Don Antonio Sanz, Antoñito Procesiones, ya fallecido, llegé a conocerlo en mi niñez. Siempre iba acompañando a alguna banda tal como se aprecia en la foto. Me dicen los mayores que una vez en el Ateneo donde daba una conferencia don Esteban Bilbao Eguía, presidente de las Cortes Españolas, Antoñito, se encontraba entre el público y no entiendió nada  cuanto el orador estaba contando. A todo esto, ve que sobre la mesa del conferenciante había una jarra y un vaso de agua. Antoñito no lo duda un instante. Se levanta, avanza por el pasillo, se va muy serio a la mesa de mismísimo don Esteban Bilbao, y tan campante se bebe el vaso de agua. El orador calla. La sala enmudece. Y se vuelve Antoñito al público, y da el más verdadero discurso que se pronunciara nunca en el Ateneo:
--¡Es que estaba fritito...!
(Antonio Burgos)
Las siguientes fotos son las de la banda juvenil de las Cigarreras tomada el pasado Lunes Santos antes de la mojá con una toma detallada de algunos de sus miembros.



La otra (abajo) es la Banda, también juvenil, del Carmen abriendo el paso a la cofradía de la Sed en la calle Luis Montono esquina con Menéndez Pelayo. 
Termino acordándome de la madre de todos aquellos, sevillanos o no, que no dejan abrir las comitivas a estos músicos sevillanos, molestando, empujando y porculeando. ¡Quedaros en vuestras casa! ¡so hijos de la
grandísima........

 Os dejo con unos martinetes

No hay comentarios:

Publicar un comentario