domingo, 31 de agosto de 2014

John Taylor ¿Oftalmólogo o empresario?

John Taylor (1703-72) fue una personaje curioso, mitad curandero y mitad cirujano; en gran medida un hombre especulativo y un financiero rapaz pero que, en alguna medida, contribuyó bastante al conocimiento del estrabismo con ideas originales como la existencia de una decusación de las fibras en el quiasma óptico. Viajaba con una gran comotiva por las cortes y ciudades europeas con gran pompa y misterio en dos carruajes de seis caballos con su lema pintado sobre los ojos Qui dat videre dat videre, acompañado de diez sirvientes con librea y en compañía de varios compañeros a su cuenta; además de precederse de mucha publicidad en la prensa. Su táctica favorita era operar y desaparecer antes de conocerse los resultados. En Leipzig operó los dos ojos de Bach (cataratas) que quedó ciego, abandonando con rapidez la ciudad. Taylos se dirigió a Berlín donde el emperador alemán emitió una orden de expulsión contra él. Su reputación descansaba en “poner derechos los ojo”. Indudablemente comprendía que el estrabismo es una alteración del equilibrio muscular y concebía la idea de que podía curarlo dividiendo un músculo o un nervio (un concepto que le era prioritario1) pero no sabemos con certeza como lo realizaba ya que consideraba la técnica como un secreto personal o si meramente recortaba la conjuntiva, ocluyendo el ojo bueno con lo que el ojo estrábico miraba hacia delante, y viajaba a la siguiente ciudad antes del amanecer (Antonelli, 1902; Coats, 1915; Berg, 1967). Ciertamente tenía una gran concepto de sí mismo y escribió varios libros, algunos de ellos conteniendo un gran sentido.
1Devera causa strabismi, Lisboa, 1739; Mechanismus oder nene Abhandl, v.d. Künstl Zusammensetz d. mensch. Auges. Frankfurt, 1750; A dissertation on the Art of Restoring the Healthful Position of the Eye, Milán, 1756.
Os dejo con unos martinetes

No hay comentarios:

Publicar un comentario