jueves, 12 de febrero de 2015

ALCALOIDES DE LA ISOQUINOLEINA. EL OPIO

En el opio (que es una especie de latex desecado obtenido de las cápsulas terminales verdes de diversas adormideras) se encuentran muchos alcaloides que estructuralmente guardan relación con la isoquinolona. La morfina representa casi el 10% de la composición del opio y le siguen la codeina, la papaverina, narcotina y otros.
La variedad de adormidera de la que se extrae el opio procede en su origen del Ásia Menor, cuyos pueblos comenzaron a consumirlo al notar que al hacerlo cesaba todo dolor y se desvanecían todas las preocupaciones terrenas, y que, a dosis mayores, producía un estado de inconsciencia y de momentánea felicidad.La prohibición de Mahoma a sus fieles de beber vino influyó en que éstos se entregaran al opio, y las guerras religiosas subsiguientes, con la expansión del Islam, llevaron el uso del opio a todo el Oriente, India e islas Malayas. El opio se asoció al haxix, producto resinoso obtenido del cárcamo, y que por sumir al hombre en un éxtasis artificial fue utilizado por los fundadores de ciertas sectas religiosas, como la de los Hanshaschin, gentes del haxix, cuya existencia ha dejado recuerdo sangriento en la historia, al asaltar y destruir durante más de dos siglos a los cruzados y dando sentido a las palabras assassin, assassino y asesino, francesa, italiana y española.
El pueblo chino no conoció el opio hasta que sus ejércitos, cumpliendo órdenes de los Grandes Mongoles se dispusieron a la conquista de las tierras occidentales. Los Grandes Mongoles dirigieron las exportaciones del opio de Bengala, y sus riquezas y tesoros dan cuenta de los enormes beneficios que obtenían. La conquista de la Índia por los ingleses pasó el monopolio a la Compañía de las Indias Orientales que exportó el opio a China y todo el Oriente. Eran millones los fumadores habituales de opio y así se extendió el cultivo de adormidera que restó incluso tierras al cultivo del trigo. Pero el consumo del opio va destruyendo alma y cuerpo y por ello, en 1820, el gobierno chino prohibió la importación de opio a su país. Debido a esto, la Compañçia de las Indias Orientales organizó en gran escala el contrabando del opio dando lugar a múltiples incidentes que determinó en 1840 la guerra entre Inglaterra y China conocida como guerra del Opio. Al terminar dos años más tarde, la paz de Nankin abrió las puertas del gran imperio a las mercancias inglesas (ek opio entre ellas) quedando además los ingleses dueños de Hong-kong.
La convención de la Haya sobre el opio y los demás estupefaccientes, a la por fín se adherió Inglaterra, encauzó la lucha contra el opio en todo el Oriente y resto del mundo, no sin que antes la emigración obrera china aAmérica llevara esta terrible plaga a su población blanca. 

jueves, 5 de febrero de 2015

Las Promesas y Juramentos de PODEMOS

Como la fuerza de la palabra es demasiado débil para obligar a los hombres a cumplir con sus convenios; hay en la naturaleza humana dos ayudas que pueden servir de refuerzo. Son el miedo a las consecuencias de faltar a la palabra, o una gloria u orgullo de mostrar a los demás que no se tiene necesidad de faltar a lo prometido. Este segundo tipo es muy raro en aquellos que persigen alcanzar riquezas, mando o placer sensual que son la mayoría de los hombre incluido los de PODEMOS.

Por ello la pasión que debe tenerse más en cuenta es el miedo, que puede estar causado por el poder de espíritus invisibles o al poder de aquellos hombres a quienes se teme ofender. El temor al primero es lo que en cada hombre constituye su propia religión. El temor al segundo no tiene fuerza suficiente para hacer que los hombres cumplan sus promesas. Porque en un estado meramente natural, la desigualdad de poder no puede discernirse como no sea en el campo de batalla. De manera que sin Sociedad Civil, a la que PODEMOS desea destruir, no hay nada que pueda reforzar un convenio de paz, frente a las tentaciones de avaricia (Monedero), ambición (Pablo), lujuria o cualquier otro deseo intenso, excepto el miedo a un poder invisible a quien se teme vengador de su perfidia. Por lo tanto, lo único que pueden hacer dos hombres que no están sujetos a un poder civil, es jurar mutuamente en nombre de ese Dios al que se teme. Dicho juramento es una forma del lenguaje que se añade a una promesa, mediante la cual el que promete, renuncia a la misericordia de su Dios. La primitiva forma de juramento era: Si no, que me mate Júpiter como yo mato a esta bestia, o la fórmula más reciente de: Haré esto y esto, Dios me valga. Pero PODEMOS es una secta atea por lo que no debemos creer en la fuerza de sus promesas y juramentos. La experiencia en otros lugares me aconseja enfrentarme a este Leviatan.
Como soy liberal me mandarán a presidio. Ya me veo cantando esta guajira