miércoles, 25 de marzo de 2015

GOLOSINAS Y CHUCHERIAS. PREGONES

He podido encontrar este antiguo pregón sevillano de los vendedores de chuches y golosinas a los chiquillos que espero que disfruteis:

Yorar, hijos, yorar
Que este cacho grande os consolará
¡ Á cuarto el cacho!
¡Á ochabo er cacho!
¡Mirar que cacho!
¡Baliente cacho!
¡Á ochabo!
Llebo arropía, zarzales
Suspiros, Lendarales
Afeñique, bulitones
Á cala durse melones
Por un cuarto un par de botas
Que me las guiyo pa Rota
Espeluchao y sin una mota

El vendedor de chuches, generalmente una persona mayor, que sabe muy bien que las golosinas son el resorte más poderoso de los chiquillos, y que el cariño a sus hijos, el resorte más poderoso de los padres comienza magistralmente con un
Llorad, niños, llorad

¿Quién se resiste el llanto de un niños? y continua:

Que este cacho grande os consolará

Lo que se consigue con poco dinero

Á cuarto el cacho
Á ochabo el cacho

No me dirán ustedes que este pregón no es genial.
Si no se realiza la venta se despide de manera actualizada como
Que me las llevo (para Rota)
sin hacer negocio ni dinero

Os dejo con estas sevillanas


No hay comentarios:

Publicar un comentario