miércoles, 8 de abril de 2015

Epitafio en el cementerio de San Sebastian. Sevilla

Este cementerio se clausuró hace más de un siglo. No obstante, he encontrado este epitafio a un niño aplastado por un carro, transcrito por D. Antonio Machado (padre) en su Folk-lore andaluz (1882-83)

A los tres años de edá
Viltima de un carro fí
Dí a mi padre que sentí
En bispera de naviá
Y en tan contino pená
Mis padres no encuentra
En su pena alibio
Y yo en dia tan hermoso
Subí al portá dibino

El Ayntamiento con buen tino, estableció una especie de censura para evitar los abusos contra la gramática y también con otros motivos.

Por estas mismas fechas se podían escuchar diálogos como el siguiente:

- ¡Que despechugá estás, mujer!
- ¿Y eso qué le jase? cuantas menos hojas tiene un libro más pronto se encuentra el capítulo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario