martes, 12 de mayo de 2015

El QUINTO de las Cabalgadas. Impuesto FRONTERIZO

Cuando escribo ésto, se aproximan unas nuevas elecciones donde todos los partidos políticos (PP. PSOE, C´S, Podemos, IU, etc, etc) excepto VOX proponen nuevas subidas fiscales, tasas, etc.

Aprovecho para que recuperen el antiguo quinto de cabalgadas, un impuesto fronterizo que puede ser muy útil con las actuales Autonomías que hace que tengamos una red de fronteras muy extensas y muy conveniente para el rapiñeo. Además tiene la ventaja de su origen musulmán con lo que tendrá un gran calor y aceptación por parte de la izquierda y de los "sosiá".Como acabo de comentar, en la época de la yahiliyya se acostumbraba remunerar al individuo que dirigía una expedición guerrera con una parte sustancial del botín conseguido, cuya práctica se va a apropiar el estado, fijándose su participación en un quinto que llega a alcanzar un alto tratamiento jurídico en época abbasí donde llegan a diferenciar fay y ganima (bienes inmuebles y muebles).
Visto el éxito estos impuestos pasaron a los otros reinos de la península ibérica con gran satisfación (supongo) de Poedmos, C´s. IU, Pseoe y PP (entre otros, excepto el ya mencionado)
Sánchez Albornoz piensa que fueron los mozárabes que llegaron al reino astúr en la segunda mitad del IX quienes lo institucionalizaron, mientras que Grassoti cree que ya debía estar institucionalizado en tiempos de Ordoño II donde también se diferenciaba entre fay y ganima como se puede rastrear hasta finales del XII. De todas formas se puede aceptar la existencia de otras tradiciones para el reparto del botín cuya pervivencia puede encontrarse, por ejemplo, en los fueros de Palenzuela (T. Muñoz y Romero. Colección de fueros municipales y cartas pueblas, Madrid, 1847). Y se encuentra generalizado a comienzos del XII como se comprueba en el Mio Cid.

En la época siguiente se convierte en un impuesto fronterizo y de regalía. Regalía porque en todos los fueros se reserva éste para el monarca (ahora será para lo "sosiá").
Además tiene la ventaja de poder repartirse entre los paniaguados de los partidos en proporción a sus resultados generales, a manera del encontrado en el tomo IV de las Cartas del los antiguos reinos de León y Castilla (Madrid, 1882) que nos puede servir de ejemplo pero con nuevos nombres:
147.540 maravedíes para cabalgadores.
74.000 para fortalezas.
50.000 para otras mercedes.
100.000 para el tesoro real.
24.000 para deudas
16.000 para albricias.

Recordar que si seguimos con lo mismo es muy probable que

No hay comentarios:

Publicar un comentario