domingo, 14 de febrero de 2016

Benito Daza de Valdés, la afaquia y los sosiopodemitas sevillanos

Menos mal que D. Benito Daza no tiene una calle en Sevilla si no ya se la habrían quitado por "fachorro". En realidad, es un personaje ignorado por la "intelectualidad"sevillana, ese ente etéreo representado por el Sr. Espada y su equipo de concejales, donde ninguno destaca salvo por su incapacidad, y el apoyo sublime de los podemitas: Susana Serrano Gómez-Landero, Julián Moreno Vera y Cristina Honorato Chulián, jerifaltes todos ellos de la intelectualidad "sociá" sevillana.
Pero quién fue D. Benito Daza de Valdés.

Es casi seguro que cuando se reclinaba el cristalino, se podía obtener alguna ayuda visual mediante el uso de gafas de magnificación (lupa) como abogaba Roger Bacon, pero la primera propuesta de la corrección de la afaquia mediante gafas con fuertes cristales convexos, la realizó Benito Daza de Valdés (1591-1634). Nacido en Córdoba en 1591, se licenció en Sevilla donde ejerció como notario de la Inquisición. En esta ciudad escribió uno de los primeros libros sobre gafas “Uso de los antojos”, Sevilla, 1623. Este libro fue re-impreso en 1923 por D. Manuel Márquez y en él vemos que no sólo propone el uso de gafas para la afaquia, sino también de lentes cóncavas para los cortos de vista y convexas para los adultos hipermétropes cuando en aquel tiempo sólo se utilizaban como ayuda para la visión del cerca por la edad. También defendió el uso de gafas coloreadas como medida de protección (gafas de sol) y de gafas estenopéicas. Tuvo que esperarse un siglo para que se utilizasen gafas para la afaquia por parte de Lorenz Heister (1683-1758) de Helmstadt, y casi dos siglos para que el oftalmólogo francés Serve d´Uzés (1802-1870) y el holandés Frans Donders (1818-1889) utilizaran las gafas estenopéicas. 



Ahora comprendemos porqué no tiene calle en Sevilla. Don Benito era un facha inquisidor sin la altura intelectual de una Bardem o Teresita Rodríguez.

Os dejo con unos martinetes del borrico










No hay comentarios:

Publicar un comentario