jueves, 15 de septiembre de 2016

Bandidos célebres sevillanos: DIEGO CORRIENTES (I)

Aunque Vds no lo crean Sevilla ha dado varios bandidos célebres, y no me refiero a los sres Chaves y Grinán que próximamente quedarán exonerados de todas las "calumnias y difamaciones" de las que han sido objeto.
El primero de ellos fue Diego Corrientes de quien se decía que era un vivo. De incansable robustez, poseedor de gran valor, temerario y rodeado de una leyenda de extraordinaria generosidad.
Murió con 24 años y los últimos los vivió como cuatrero y salteador de caminos sin llegar nunca al crimen. Puso a contribución haciendas y cortijos, además de tener la osadía de mantener una lucha a muerte con don Francisco de Bruna y Ahumada, Regente en comisión y Oidor decano de la Real Audiencia de Sevilla, caballero de la orden de Calatrava, del consejo de su Majestad, Alcaide de los Reales Alcázares y del Patrimonio de la Corona y protector de la Escuela de Bella Artes, pero a pesar de todos estos títulos pasó a la posteridad por su lucha a muerte con Diego Corrientes.
No se sabe la causa de esta rivalidad aunque no sería extraño la existencia de faldas de por medio aunque otros lo justifiquen en el excesivo rigor del Regente.
El famoso novelista don Manuel Fernández y González es de la primera opinión; en su obra "Diego Corrientes" nos cuenta la siguiente leyenda sobre su origen. Reinando Felipe V se instaló en Sevilla una bellísima dama, llamada marquesa de Becerril, de quien las malas lenguas decían que era hija espúrea del propio monarca. Lejos de los placeres de la corte se aburre, y cae en las redes de un bandido a quien llaman Joseíto "el lencero" que la hace madre antes de pagar sus delitos en la horca. El niño es Diego Corrientes.......
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario